Saborizados los lubricantes de sabores estimulan el placer y añaden un punto de sabor

Los lubricantes de sabores aumentan las sensaciones de placer y facilitan la penetración. También aumentan la lubricación natural y huelen muy rico. Un lubricante de sabores comestible se puede saborear, lamer, chupar.

Los lubricantes de sabores con efecto calor, intensifican el placer, aumentando la sensibilidad de la zona genital y el disfrute durante el coito.